SIEMPRE CON LA PESCA, ESENCIAL PARA VIVIR

Cuando la pandemia amaine, Celeiro celebrará la 25 edición de su cumbre pesquera, cancelada porque «lo más importante es la salud»

Cumplirían 25 años las Jornadas Técnicas de Difusión del Sector Pesquero de Celeiro. Se aplazan por ese covid-19 que por ahora solo es posible capear. Incluso ante tamaño temporal, Celeiro y Viveiro renuevan su inquebrantable compromiso con la pesca y, por tanto, con la sociedad y la economía. Tienen claro que la pesca es esencial para vivir.

Ni siquiera con el modelo híbrido, compaginando conferencias presenciales con aforo reducido y difundiéndolas por Internet, era posible anticiparse lo suficiente para «no correr riesgos innecesarios» en un escenario de permanente incertidumbre. Todo estaba preparado, pero los organizadores, «ante el clima de inestabilidad», decidieron «actuar con prudencia, priorizando la salud, en un ejercicio de responsabilidad y coherencia». Apuraron plazos, pero a diez días de la fecha señalada, la pandemia del covid-19 se llevó por delante las XXV Jornadas Técnicas de Difusión del Sector Pesquero de Celeiro.

Comenzarían hoy, con sesiones matinal y vespertina, y continuarían mañana. Doce conferenciantes de prestigio, especialistas en sus respectivos campos, iban a analizar la actualidad en clave marinera. Como siempre en las veinticuatro ediciones precedentes, una visión multidisciplinar de la pesca. Con mayúsculas y el plus añadido de intercambiar opiniones con los profesionales. Cara a cara, una oportunidad para conocer de primera mano los rumbos que les marcan en los despachos a quienes creen que vivir del mar tiene presente y futuro. También un tambor de resonancia de las inquietudes y reivindicaciones de armadores, tripulantes, distribuidores, pescaderos… Dos días para reflexionar y compartir que deberán esperar a que la pandemia amaine.

Mucho interés habían suscitado, con más de cien anotados para las charlas presenciales y cerca de trescientos para seguirlas por Internet, según los organizadores. Con el mimo de siempre habían preparado el congreso el equipo de coordinación de la cofradía de Celeiro, dirigido desde hace veinticinco años por Máximo Díaz y formado por José Ramón Cora y José Antonio Goás. Con ellos, la entidad promotora, la Organización de Productores Pesqueros de Celeiro, cuyo gerente es Jesús Lourido, y el grupo empresarial Puerto de Celeiro, cuyo director adjunto es Eduardo Míguez. La incierta situación sanitaria los llevó a prescindir de una cita que durante los últimos 24 años se ha convertido en indispensable para profesionales de la pesca, científicos y gestores públicos y privados, así como directivos de empresas vinculadas al sector.

Aunque «la actual y delicada situación de incertidumbre derivada del covid-19 no ofrece las plenas garantías que se presumían», que su esfuerzo no ha sido en vano queda patente por todas las muestras de apoyo que han recibido. Y por el respaldo de los patrocinadores de este suplemento especial en el que La Voz combina un breve repaso a la historia del simposio con la difusión pública de los escenarios en los que navega y se debate la pesca, un sector más esencial que nunca. Páginas con apuntes de los temas que doce expertos expondrían y analizarían más y mejor si el covid-19 no siguiese golpeando a la sociedad y a la economía.

Confiando en que sea posible en el 2021, los organizadores emplazan para entonces a todos los que este año esperaban reencontrarse en Celeiro, en persona o por vía telemática, «para analizar, debatir, interrelacionarse y seguir construyendo relaciones profesionales beneficiosas para toda la pesca».

Descartaron celebrarlo solo por Internet porque resultaba «muy complejo» con doce conferencias, el acto inaugural, la clausura y el homenaje a Gardacostas de Galicia en menos de día y medio. Celeiro seguirá pescando e invitará al congreso cuando el covid-19 no lo impida.

 La Voz de Galicia – A Mariña