COMPROMISO CON LA SOCIEDAD

El sector pesquero de Celeiro homenajea a Gardacostas de Galicia porque también cuida a los marineros y al mar

Comparten objetivos con Gardacostas de Galicia las entidades pesqueras que organizan el congreso cancelado por precaución en Celeiro. Cada uno en sus respectivos ámbitos de actuación, procuran cuidar a los pescadores y al mar. Un compromiso con la sociedad que la Organización de Productores Pesqueros Puerto de Celeiro, la Confraría de Pescadores Santiago Apóstolo y el grupo Puerto de Celeiro reconocen en este 2020 con el homenaje anual de toda la familia marinera viveirense.

Por la misma prudencia que ha aconsejado no celebrar la cumbre pesquera, ha sido aplazado el acto formal programado para mañana, el agradecimiento colectivo por todo lo que ha aportado Gardacostas a las gentes del mar y al medio marino durante sus treinta años de actividad. Mujeres y hombres forman ese equipo de la Consellería do Mar. Son el servicio gallego de busca, salvamento, protección del medio marino y vigilancia. Con sus embarcaciones, helicópteros y automóviles velan en tierra y mar por el presente y el futuro del marisqueo y la pesca.

«Avalado por una trayectoria encomiable», subrayan las organizaciones pesqueras de Celeiro, los acredita su «diario esfuerzo colectivo constante y su firme compromiso» con navegantes profesionales y recreativos, con el hombre y el medio. Lo saben bien en A Mariña y en Ortegal, porque en Celeiro y en Viveiro tienen su base el helicóptero Pesca 2 y la embarcación Punta Promontorio. Ambas aportan al Cantábrico gallego y el noreste de la costa atlántica un plus de seguridad. Son parte del equipamiento de una entidad que los promotores del congreso cancelado considera un

«referente nacional y mundial en rescate de personas en el mar»

Cuando amaine el temporal de la pandemia y reencontrarse en el foro pesquero de Celeiro sea posible, Gardacostas sentirá el calor y el afecto de gentes del mar que cuentan con ellos como ángeles de la guarda.

 La Voz de Galicia – A Mariña