CELEIRO SE SUMA AL RECICLAJE DE BASURA MARINA IMPULSADO POR ECOALF Y ECOEMBES

  • La iniciativa en la que participará desde este mes la flota celeirense contribuye a la reducción de la contaminación.

La cofradía de pescadores de Celeiro acogió el miércoles la presentación del convenio de adhesión al proyecto Upcycling the Oceans, impulsado por la Fundación Ecoalf y Ecoembes en colaboración con Puerto de Celeiro a representantes de distintos segmentos de la flota, sobre todo de arrastre y Gran Sol. Las entidades pesqueras de Celeiro -la cofradía y la sociedad que gestiona la lonja- se convierten así en el segundo puerto de Galicia en sumarse a esta iniciativa.

La ingeniera Rosa Chavarri, coordinadora del programa de recogida de basura marina por parte de Ecoembes; el presidente de sociedad celeirense, José Novo; el jefe de cancha de la lonja, José Manuel Míguez; el adjunto al director, Eduardo Míguez, y el secretario de la cofradía, Máximo Díaz, participaron en el acto. La responsable de Ecoembes apuntó que otros dos puertos se unirán en breve a este proyecto nacional, que suma socios en el norte español.

La flota de Celeiro muestra así su compromiso con el medio ambiente marino, sumándose a la lucha contra la contaminación marina con el objetivo de lograr un mar sostenible. Chavarri explicó a los asistentes que el objetivo de la iniciativa consiste en retirar la mayor cantidad posible de basura marina de los océanos para reciclar todos los residuos que sea posible: “Es una iniciativa diseñada para cerrar el círculo reciclando los residuos que los pescadores recogen y retiran del mar, así se da una segunda vida a los residuos, al tiempo que se conciencia a la población sobre este problema”.

Un proyecto que combate por la conservación de nuestros océanos y apuesta por el futuro del planeta

La ingeniera insistió en el papel que juegan los pescadores, que son los actores principales de una iniciativa que favorece la sostenibilidad de los mares contribuyendo a su limpieza: “No es que este proyecto sea la solución definitiva a todos los males, pero si ayuda y bastante”. Chavarri señala que también se precisa la implicación de las administraciones y de los gestores de residuos.

RESULTADOS. La iniciativa logró desde su arranque en 2015 la retirada de 330 toneladas de residuos gracias a la involucración de los pescadores. También indicó que entre del 70 al 80% de los residuos que acaban en la mar proceden de tierra.

La flota de Gran Sol de Celeiro ya realiza un esfuerzo medio ambiental desde 2016, año en que logró la certificación Friend of the Sea. El secretario de la cofradía resaltó el bagaje de los barcos celeirenses: “Este proyecto brinda la oportunidad de retroalimentarnos y cerrar el círculo, creo que con Ecoalf y Ecoembes estamos en buenas manos”.

Desde 2015 se han retirado 330 toneladas de residuos

La respuesta de las gentes del mar resultó positiva, dada la afluencia registrada en la reunión, “lo que demuestra su sensibilización con el cuidado del ecosistema marino”, apuntó. El proyecto arrancará este mes en el puerto, que ya cuenta con contenedores para clasificar los residuos.

Fuente: El Progreso – Edición Digital – A Mariña
El Progreso