«PINCHEIROS» DE CELEIRO USARÁN LÍNEAS ESPANTAPÁJAROS EN LA PESCA DE MERLUZA

  • La flota de Gran Sol adopta más medidas para reforzar su «alta sostenibilidad»

Algún barco mariñano ya está aplicando medidas para tratar de mitigar la captura accidental de aves en la pesquería más importante de la comarca, la de la merluza en Gran Sol. Esa misma medida la emplearán embarcaciones de bandera española asociadas a Puerto de Celeiro. Usarán líneas espantapájaros, con lo que se proponen contribuir a la conservación de esa fauna y, al mismo tiempo, reducir los problemas que les causan a los marineros las aves que se lanzan a los anzuelos para comer la carnada o las piezas que han capturado.

Las líneas espantapájaros son extensiones de cuerda, de las que cuelgan cintas de colores llamativos, que se arrastran detrás del pesquero cuando larga el aparejo con la carnada. En Gran Sol y con la merluza, es el palangre de fondo, conocido como pincho en A Mariña; de ahí que a los barcos se les llame «pincheiros». Cuando la tripulación recoge el aparejo, los barcos también pueden colocar espantapájaros en esa parte de la embarcación, ahuyentando a las aves que traten de rapiñar los pescados.

espantapajarosPincheirosCeleiro

Son las medidas más habituales, pero no las únicas. Investigaciones de oenegés y experiencias de tripulaciones confirman que también ayuda a capturar accidentalmente menos aves largar el palangre de noche o hacerlo con las luces de popa apagadas. Otras opciones son no tirar residuos de pescado mientras se echa el aparejo al mar o acelerar el proceso de hundimiento de la línea de palangre.

La flota asociada a Puerto de Celeiro ha decidido esforzarse para no capturar aves porque está implicada en un proyecto reforzar la «alta sostenibilidad» de la pesquería del pincho en Gran Sol. Con ese objetivo, ha elegido a la oenegé Friends of the Sea para que acredite la sostenibilidad ambiental, económica y social de su método de capturas de merluza. Conseguir esa ecoetiqueta no supondrá costes añadidos para las embarcaciones ni para los exportadores que operan en la lonja. Si se cumplen las previsiones, a final de año Friends of the Sea avalará las capturas de los primeros 11 barcos de Celeiro.

La Voz de Galicia

 La Voz de Galicia – A Mariña