LA FLOTA DE CELEIRO NAVEGA EN LA RED

La cofradía sugiere viajar por la historia de la pesca con 359 fotos de todos los tiempos

No son todos, sí una muestra lo suficientemente amplia y representativa de las embarcaciones de todos los tamaños, artes y caladeros que durante generaciones forjaron lo que hoy es una potencia pesquera, Celeiro, un puerto de Viveiro referente en Galicia, España y Europa. Muchos ya han desaparecido, algunos en trágicos naufragios, otros han sido vendidos y faenan desde otros puertos o países, y varios continúan en activo. Todos navegan ahora en la Red, en un viaje por la historia de la pesca a través de 359 fotografías.

Basta un teléfono móvil o un ordenador para el recorrido por el tiempo que propone la Confraría de Pescadores Santiago Apóstolo de Celeiro en la dirección de Internet http://repositorio.cofradiaceleiro.com/galeria-flota/

El trabajo documental lo ha promovido la entidad marinera que preside Domingo Rey y en la que Máximo Díaz es secretario. Con fondos europeos, en un proyecto gestionado a través del Grupo de Acción Local do Sector Pesqueiro A Mariña-Ortegal, pretende preservar la tradición y la cultura marinera, mantener viva para generaciones actuales y futuras la memoria histórica de la pesca en el Cantábrico gallego.

De los caladeros más próximos a la costa, pesqueros de Celeiro se han lanzado a pescar para sobrevivir, contribuyendo a generar riqueza en Viveiro y en su entorno, en aguas de todo el Cantábrico, de los legendarios de Gran Sol, del Mar del Norte, de las Azores, del Atlántico Sur, de áreas de los océanos Índico y Pacífico e incluso de la Antártida.

Las imágenes colgadas en la Red no solo permiten acercarse a la evolución de la pesca en Celeiro, en Galicia y en el litoral cantábrico, sino también a las numerosas generaciones que la han protagonizado. Ordenados alfabéticamente, solo con los nombres de los pesqueros es posible seguir a sagas de marineros, homenajes a madres, esposas o hijas, topónimos de la costa, así como devociones religiosas, modas, aficiones deportivas e incluso destellos de genuina retranca.

No solo hay barcos de bandera española, sino también de otros países, otra demostración palpable del arrojo y del espíritu emprendedor de miles de hombres, en el mar, y de mujeres, en tierra. Gentes de la pesca, que el último medio siglo han contribuido al desarrollo de Celeiro y de su entorno sin estridencias. Sigue pendiente el reconocimiento que tan a pulso se han ganado quienes habitualmente existen para la gran mayoría de la sociedad cuando la tragedia de los naufragios los golpea sin piedad.

 La Voz de Galicia – A MARIÑA