FLOTAS DE NUEVE PAÍSES SE UNEN PORQUE QUIEREN SEGUIR PESCANDO EN AGUAS INCLESAS

  • La Alianza Europea de Pesca considera que el Reino Unido y el sector pesquero de la UE-27 «son profundamente interdependientes»

Ante el inminente brexit, organizaciones pesqueras de nueve países comunitarios se han unido en la Alianza Europea de Pesca. Hoy, en Bruselas, presentan su propuesta para «salvaguardar el acceso a las aguas» británicas tras el divorcio del Reino Unido y la UE.

El plan se lo presentan al presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo. En representación de la Confederación Española de Pesca participan dos dirigentes gallegos del sector: Jesús Lourido, de la viveirense Puerto de Celeiro, e Iván López, de la viguesa Agarba.

La Alianza Europea de Pesca considera que el Reino Unido y el sector pesquero de la UE-27 «son profundamente interdependientes». Con datos del 2015, apunta que las pesquerías en aguas británicas supusieron un 33 % de los desembarcos de las flotas comunitarias, aunque en algunos casos ese porcentaje se elevó al 60 %.

Con intención de evitar que el brexit pueda poner en peligro una actividad pesquera alrededor de la cual se mueven unos «20.700 millones de euros anuales», la Alianza Europea de Pesca concreta hoy las medidas que le plantea a la UE para evitar «repercusiones a largo alcance y a largo plazo para la industria europea en su conjunto».

Inicialmente, la Alianza Europea de Pesca la forman organizaciones del sector de España, Francia, Bélgica, Irlanda, Países Bajos, Polonia, Suecia y Dinamarca, que se consideran «directamente afectadas» por el brexit. Fuentes consultadas estiman que representan a más de 3.000 embarcaciones tripuladas por más de 15.000 marineros.

A través de Cepesca, prácticamente toda la flota española más directamente afectada por las consecuencias del brexit está representada en la Alianza Europea de Pesca.

La Voz de Galicia

 La Voz de Galicia – Marítima