FEIJÓO LLAMA A BRUSELAS A MIRAR POR LA PESCA EN LAS NEGOCIACIONES DEL BREXIT

  • Pide «flexibilidade» con el veto a los descartes y evitar la infrautilización de cuotas en el reparto.

El presidente de la Xunta actuó ayer en Bruselas de altavoz de los cientos de pescadores gallegos a los que la salida del Reino Unido de la Unión Europea puede dejar en la estacada haciendo una llamada al Ejecutivo comunitario a mirar por el futuro de la flota que pesca en aguas británicas en las negociaciones del Brexit. Con el divorcio en marcha, Alberto Núñez Feijóo aprovechó su visita a la capital belga para entregar al director general de Pesca de la Comisión Europea (CE), João Aguiar, el informe elaborado en la comunidad sobre las consecuencias de esta ruptura para el sector, con el objetivo de que no sea el gran olvidado a la hora de acordar como serán las relaciones entre las partes.

En el encuentro, el mandatario autonómico trasladó la necesidad de alcanzar un acuerdo de pesca que blinde el acceso de la flota comunitaria a caladeros británicos para evitar que más de un centenar de buques gallegos que faenan en Gran Sol y las islas Malvinas y cerca de 1.700 tripulantes de la comunidad se queden fuera de escena. El volumen de negocio en juego supera los 250 millones de euros.

Son cifras recogidas en un informe que también alerta del impacto del Brexit sobre la libre circulación de cerca de 900 marineros españoles de buques británicos y de mercancías. Puntos de preocupación para el sector a los que se suma un aspecto judicial: una vez que Reino Unido salga del mapa comunitario el Tribunal Europeo de Justicia dejará de tener competencia para resolver litigios entre el país y la UE en el ámbito marítimo-pesquero, lo que obligará a acudir a los procedimientos previstos en el derecho internacional y desarrollar otros nuevos.

Satisfecho por la «sensibilidade» mostrado por Aguiar, Feijóo se comprometió a presentar un segundo documento sobre las repercusiones socioeconómicas de esta separación sin precedentes en Galicia, que ya está en el horno. Frente a las amenazas, el presidente apostó por «converter o Brexit nunha oportunidade» para el sector, que alberga esperanzas de que este divorcio abra una vía para que se revise el sistema de reparto de las posibilidades de pesca. Sobre este aspecto, Feijóo pidió que las cuotas que algunos países dejan sin usar se cedan a las flotas que sí las aprovecharían. Entre sus demandas estuvo también una «maior flexibilidade» en la obligación de llevar a puerto todas las capturas.

Puerto de Celeiro recibió el Friend of the Sea 2017 Award

Puerto de Celeiro recibió ayer el Friend of the Sea 2017 Award en reconocimiento a la calidad de la merluza que pesca en Gran Sol. Fue en el transcurso de la feria Seagood Expo Global de Bruselas, en la que participan unas 1.800 empresas del sector pesquero de 79 países. Sesenta de ellas son gallegas y ayer las visitó Feijóo, en la foto, junto a Eduardo Míguez, director de Puerto de Celeiro.

Fuente: El Progreso – Edición Impresa
El Progreso